Español

 

¿Qué hacemos?

White House.jpgLa misión primaria de la CIA es recolectar, analizar, evaluar y diseminar inteligencia extranjera para asistir al Presidente y a los principales diseñadores de la política de los EE.UU. para la toma de decisiones relacionadas con  la seguridad nacional. Éste es un proceso complejo que involucra una variedad de pasos.

Primero, tenemos que identificar un problema o un asunto de seguridad nacional para el gobierno de los EE.UU. En algunos casos, la CIA se dirige a estudiar un asunto de inteligencia –tal como qué actividades están planeando las organizaciones terroristas; o cómo los países que tienen armas biológicas o químicas planean usarlas- entonces buscamos una forma de recolectar la información acerca del problema.

Hay varias formas de recolectar la información. Las traducciones de periódicos extranjeros y artículos de revistas y las transmisiones de radio y televisión proporcionan una fuente abierta de inteligencia. Los satélites de imágenes toman fotos desde el espacio, y los analista de imágenes escriben reportes sobre lo que ven –por ejemplo, cuántos aviones hay en una base militar extranjera. Los analistas trabajan con las señales para describir mensajes en códigos enviados a otros países. Las oficiales de operaciones reclutan extranjeros para que den información sobre sus países.

Capitol.jpgDespués que la información es recolectada, los analistas de inteligencia reúnen toda la información relevante de todas las fuentes disponibles y evalúan lo que está pasando, porque esta pasando, que podría ocurrir después, y que significado tiene a los intereses de EE.UU.   El resultado de este esfuerzo analítico es una evaluación  oportuna y objetiva, libre de cualquier favoritismo político, la cual es proporcionada a los diseñadores de la política principales de los EE.UU. en forma de productos terminados de inteligencia que incluyen reportes escritos  e informes verbales. Uno de estos reportes es El Informe Diario al Presidente (PDB), un producto de la Comunidad de Inteligencia, que reciben todos los días, el Presidente de los Estado Unidos y otros oficiales superiores.

Es importante saber que los analistas de la CIA sólo reportan la información y no hacen recomendaciones de políticas – la tarea de hacer política exterior o política de defensa se deja para las agencias como el Departamento de Estado y Departamento de Defensa.

Pentagon.jpgEstos diseñadores de la política usan la información que provee la CIA para ayudarse a formular la política de los EE.UU. hacia los otros países. Es importante, también, saber que la CIA no es una organización de velar la ley. Ese es el trabajo del FBI; sin embargo, la CIA y el FBI cooperan en un número de asuntos, tales como contra-inteligencia y contra-terrorismo. Adicionalmente, la CIA puede conducir acciones secretas bajo la dirección del Presidente y de acuerdo con la aplicación de la ley.

El Congreso de los EE.UU. ha tenido la responsabilidad de supervisión de la CIA desde que fue establecida la Agencia, en 1947. Sin embargo, antes de mediados de los 70, la supervisión era menos formal. El Acta de Supervisión de Inteligencia de 1980 encargó al Comité Selecto de Inteligencia del Senado (SSCI) y el Comité Selecto Permanente de Inteligencia de la Casa (HPSCI) la autorización de programas de las agencias de inteligencia y la supervisión de sus actividades.


Posted: Mar 23, 2012 12:14 PM
Last Updated: Mar 26, 2012 08:46 AM